UN DÍA EN EL RODAJE DE «EL SILENCIO DE LA CIUDAD BLANCA»

RODAJE DE “EL SILENCIO DE LA CIUDAD BLANCA”

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 6 segundos

En Vitoria-Gasteiz, el 4 de agosto de 2018, un calor estival que envuelve cada gesto, hasta que aparece Celedón con su paraguas, bajando por el cable en la plaza abarrotada de la Virgen Blanca. Manolo Solo abre la puerta del piso que hemos alquilado como decorado y se dirige hacia el ventanal, donde le espera Belén Rueda, con una sonrisa y un reproche; y al fondo Celedón, bajando por la parte izquierda del cuadro.

Un buen plano. La plaza hierve de verdad, la gente grita, salta, y nosotros empezamos a hacer una película. Es lo nuestro. Se mezcla verdad y ficción. Los abertzales han sabido localizar nuestro punto de cámara, algo que hemos tratado de ocultar, y ahí están con sus reclamaciones. Euskadi, Gasteiz-Vitoria, las Fiestas de la Blanca, la película basada en la novela de Eva García Sáenz de Urturi El silencio de la ciudad blanca.

Es una película especial porque viene de una novela especial. No solo por el éxito que ha cosechado entre sus lectores, sino porque siempre es complejo adaptar una sensación literaria a la pantalla; en este caso, en forma de thriller de acción. Todo un reto transmitir esas emociones que hay entre líneas a la gran pantalla, o a la pequeña, que es hacia donde vamos marcialmente.

El silencio de la ciudad blanca es un thriller contemporáneo que hunde sus raíces en el pasado de una ciudad norteña, Vitoria-Gasteiz, y en sus ancestrales tradiciones. Una serie de crímenes relacionados con la creación, el paraíso y la historia antigua de esa misma ciudad.

Siguiendo la estela del noir escandinavo, El silencio de la ciudad blanca emerge como una historia que combina el presente con el pasado para componer el retrato de toda una sociedad a través de la lucha entre un asesino implacable y genial y su némesis, un policía igualmente brillante, que lo persigue sin cuartel.

En ello estamos, con ganas, ilusión y mucha indarra

Daniel Calparsoro, director de El silencio de la ciudad blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest