Oficialmente ha llegado el verano. Atrás quedan los meses de frío y lluvia, en los que la lectura ha sido nuestro refugio en aquellos días de sofá y manta.

Ahora, en los días de intenso calor quizá te apetece leer algo ameno y sencillito, que para eso está el verano: para relajarse y disfrutar. Nada de complicaciones. Libros con las las tres bes (bueno, bonito y barato) y, a poder ser, que no te hagan pensar demasiado.

Pero, quizá, se da el caso contrario. Ahora que, por fin, dispones de más tiempo libre quieres poner en marcha tus neuronas y tener tiempo para reflexionar, divagar y paladear una buena lectura que te deje huella.

Sea cual sea tu caso, aquí tienes unas recomendaciones ligeras (y no tanto) para que disfrutes leyendo algo distinto.

  • Los días perfectos, de Jacobo Bergareche (Libros del Asteroide): si estás buscando algo romántico, actual, y corto, aquí está tu libro. Con el amor siempre presente, el autor nos traslada a la historia de un matrimonio desgastado en el que el marido, fiel defensor de la fidelidad (aunque él no la practique), busca la respuesta al problema de la monotonía conyugal. Si el amor es de por sí complejo, una vez que se involucra a otra persona, todo se desmorona y empiezan, o no, las inseguridades. Con Bergareche llegamos a entender que, tras cada matrimonio, crecen las dudas sobre si merece la pena la decisión tomada tiempo atrás.

    Yo soy fiel defensor de que sí; de que el amor si merece la pena, aunque pena sea una palabra algo triste para merecer, ¿no crees? Como decía Nietzsche: “Lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal”.
  • Recuérdame por qué te quiero, de Natalia Junquera (Suma): puede que a veces nos olvidemos un poco de querer, o al menos como en mi caso, nos cueste demostrarlo con los seres queridos. Sin embargo, aquí vamos a encontrar a Lola, una joven que, tras partir su marido en busca de trabajo y conseguir algo de dinero, decide esperarle los pocos años que él estará fuera. Todo cambia cuando Manuel deja de dar señales y nuestra protagonista se queda sola en una pequeña aldea gallega.

    Puede que yo me identifique, como buen gallego, más de la cuenta con esta historia cargada de valor, decisión y dolor. ¡Qué tire la primera piedra aquel o aquella que no ha esperado por el amor de su vida! Te aseguro que alguna lagrimilla se te va a caer mientras lees lo dura y difícil que es la decisión de esperar a alguien que sabes que no va a volver o que, si vuelve, será una persona totalmente distinta a la que conocías. La fortaleza de no abandonar por amor nos hace vulnerables y a la vez valientes. Si nos sentimos perdidos no será por querer todo con esa persona.
  • Seis propuestas para el próximo milenio, Italo Calvino (Siruela): no podía dejar pasar la oportunidad, en el año del centenario del nacimiento de Italo Calvino, de recomendar algo del mejor escritor del siglo XX italiano. Sin querer entrar en conflicto con mis amigos italianos diría que es “il capo” de la literatura italiana contemporánea. Estas Seis propuestas, que Calvino iba a impartir en la Universidad de Harvard en 1985, y que nunca llegó a impartirlas pues falleció una semana antes de su partida a los Estados Unidos, nos ayudarán a entender el momento que vivimos.

    La vida puede llegar a ser algo banal si ni la enfocamos ni la estudiamos, por eso, el libro es la única cura para echar por tierra todo aquello que carece de interés y que nos atormenta en un momento u otro. Ya sea la rapidez, la exactitud o la levedad de la vida, solo nosotros parándonos por un momento y analizando lo que nos sucede, podremos comprender que, como el mismo Calvino decía, el infierno de los vivos ya está aquí.
  • Retén el beso, Massimo Recalcati (Anagrama): estas lecciones breves sobre el amor nos pueden ayudar a gestionar nuestras emociones.

    Si estás empezando a conocer a alguien o si por el contrario ya la has conocido, lee este libro. Retén el beso no es otra cosa que entenderte a ti y entender a tu otra mitad. La promesa de que el amor es eterno sigue siendo real y sigue estando intacta si aprendemos a amar. Tarea difícil y que solo depende de uno mismo.
    Si, por el contrario, tu otra mitad se ha convertido en alguien desconocido, también lee este libro. La traición, la pérdida y el perdón van de la mano para poder sanar y volver a encontrar la senda de la tranquilidad, de la felicidad y, sobre todo, de la paz. Ya sabes, el amor une y desune a la vez.
  • El último verano en Roma, Gianfranco Calligarich (Tusquets): de la Città Eterna podría tirarme horas y horas escribiendo, pero solo te diré que Roma y amor van unidas desde siempre. Trasládate por un momento a la Roma de la Dolce Vita, en la que dos personas se conocen y disfrutan de la brevedad del amor del verano.

    Porque sí, los amores de verano son eso, fugaces pero intensos. Si a eso le sumamos que el protagonista de nuestra novela sufre una pequeña crisis existencial y que se refugia en el amor para intentar encontrar sentido alguno a la vida, nos da como resultado un cóctel de emociones con un final difícil de digerir.

Hemos llegado al final del objetivo y espero que alguna de estas cinco recomendaciones haya dado en el clavo para elegir tus lecturas durante las vacaciones. Si quieres más, aquí tienes otras recomendaciones de autores y libreros de Casa del Libro.

Ya sabes que, leas lo que leas, Casa del Libro es tu casa. Y, no olvides felicitarnos, que ¡cumplimos 100 años!

¡Feliz verano leyendo juntos!

Silvano Rosas
Casa del Libro Gran Vía.

Anterior

Nueva Lectura Digital Vivlio Casa del Libro

Siguiente

Libros clásicos para redescubrir en verano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar