comic

Cierra sus puertas la 47.ª edición del mejor festival de cómic del mundo  y este año sale coronado Emmanuel Guibert con el Grand Prix del  Festival.

Guibert ya está consagrado como uno de los pesos pesados de la historieta mundial. Es un autor completo que también colabora como dibujante o guionista y que no deja tema sin tocar: histórico, político-documental, fantástico, infantil…

Durante las últimas dos décadas en España se ha publicado casi la totalidad de su obra como El fotógrafo, su serie Alan y su obra orientada al público infantil junto a Marc Boutavant, Ariol, que con su éxito confirma un nuevo boom del tebeo infantil, decisivo para que los nuevos pequeños lectores entren en contacto con el medio sin pasar por el audiovisual.

 

Del resto del palmarés de este año hay que destacar el Premio al Mejor Álbum, Fauve d’or, que ha ido a parar al primer tomo de una serie inédita aún en España y ambientada en la Revolución Francesa: Révolution, de Florent Grouazel y Younn Locad (Actes Sud/L’an2).

En esta categoría estaban nominados también los autores españoles Paco Roca y Juanjo Guarnido con sus obras El tesoro del Cisne Negro y El Buscón de las Indias respectivamente.

El Premio Especial del Jurado ha recaído en el canadiense Seth con su Ventiladores Clyde. Seth y sus compatriotas Joe Matt y Chester Brown fueron punta de lanza junto a Julie Doucet del maravilloso cómic independiente canadiense de la mano de la editorial Drawn & Quaterly. Estos autores en España fueron disfrutados gracias al impresionante trabajo de las editoriales españolas Ediciones La Cúpula y las tristemente desaparecidas Sinsentido e Inrevés. Actualmente la edición completa de Ventiladores Clyde podemos disfrutarla en España con la mágnifica edición de Salamandra Graphix.

Podréis ver el resto de premiados, de los que destacamos dos premios honoríficos a dos autores también muy conocidos del público español: Robert (Muertos vivientes) Kirkman y Yoshiharu (El hombre sin talento) Tsuge.

El festival, como todos los años, ha sido punto de encuentro para miles de autores y centenares de miles de asistentes que han disfrutado de conciertos dibujados como el protagonizado por Juanjo Guarnido y Hugh Coltman; exposiciones espectaculares como las dedicadas a Wally Wood, Robert Kirkman, Yoshiharu Tsuge y Pierre Christin, entre otras actividades.

El cómic americano y el japonés han tenido su espacio, como lo han tenido también el infantil y juvenil en una nueva edad dorada, y hasta el presidente Macron visitó el festival el pasado 30 de enero. El último presidente galo que lo había hecho fue François Miterrand en 1985.

Todo esto hace que se consagre año a año como el mejor festival de historietas del mundo, y que los aficionados se planteen acudir al menos una vez en la vida a esa pequeña ciudad, Angoulême, que durante el último fin de semana de cada enero se convierte en la capital del cómic.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.