Juan de haro

En cuanto Tagus me dijo que iba a ser el Autor del Mes de abril, quedé sorprendido de cómo cuidan a sus autores, a su familia, como ellos nos llaman. A decir verdad, así es cómo lo considero ahora pese a que cuando empecé estaba poco receptivo con la iniciativa de Tagus. Pero la lejanía familiar que algunos compañeros escritores me auguraron si firmaba con Tagus, se desvaneció al ver en la web de Casa del Libro un gran banner anunciando mi libro durante toda una semana. De hecho, a lo largo de las siguientes semanas contaron conmigo para otras iniciativas, una de ellas escribir una pequeña redacción para su portal de noticias.

Y como ven, lo han vuelto a hacer con el Autor del Mes. A ver si dentro de un tiempo me nombran también autor del año (se oyen risas) y sale mi libro en papel y distribuido en las librerías más importantes, que es el sueño de todo escritor.

Algo que también llamó mi atención y valoré, fue el trato que los correctores tuvieron con el manuscrito, respetando el estilo joven con que está narrada la historia. Mi experiencia con correctores en otras editoriales fue mala, pero Tagus ha demostrado tener profesionales de primer grado.

Quiero aprovechar para darles las gracias por haber confiado en El retrato de Mary Rose, nacida como mi primer ejercicio de novela; sin embargo, el libro, como si tuviera vida propia, se ha abierto paso hasta nada menos que a la editorial Tagus, de cuya familia formo ahora parte con orgullo.

Deja un comentario