Un tipo tranquilo, bajito, de 35 años y con barba, un catalán de Castellón, fanático de las series, del cine del blockbuster, de las pelis de los 80, muy amigo de sus amigos, que disfruta saliendo a tomar cañas, profesor en la ESCAC  y guionista del Terrat; hablamos de Enric Pardo, autor de “Todas las chicas besan con los ojos cerrados”, su primera novela y con la que ha conocido el éxito y reconocimiento de los lectores.

Se trata de una novela muy cinematrográfica,  sin descripciones de los personajes, que deja margen a la imaginación del lector y con la que Pardo ha querido hacer lo mismo que persigue con los guiones que escribe.

– Le pido a las novelas sobre todo que me entretengan, igual que con las películas y con las series. Tienen que tener un puntito de enganche, en el que digas “sólo un capítulo más”… En una primera novela tenía claro que queríac entrarme en contar el viaje vital de Alex y no caer en el error de querer contarlo todo. Tener una formación de guionista te viene bien para saber a dónde quieres ir y hacer que las cosas pasen de una forma determinada para conseguir una emoción en concreto y captar el interés.

El título, “Todas las chicas besan con los ojos cerrados”… ¿qué pasa, los chicos no besan con los ojos cerrados?

– (Ríe Pardo) Es un título falso, no es que diga que todas las chicas besan con los ojos cerrados, pero me daba el tono de la novela, romántica, y daba pie a que se hablase de ella, que es la primera regla de cualquier título. Es verdad que me ha creado cierta controversia porque muchas chicas me han dicho que ellas no besan con los ojos cerrados… Lo que vengo a decir en la novela es que las chicas que besan con los ojos cerrados y que se regalan, que lo dan todo en una relación, son las que creo que valen la pena.

 ¿Y qué te dicen los lectores masculinos al respecto?

– El gran desastre, entre comillas, con el título es que yo pensaba que hacía una novela de tíos, por tíos y para tíos, y que todos los tíos íbamos a comprar la novela… y la verdad es que aunque la han comprado, ha funcionado mucho mejor con las chicas. Creo que el hecho de que esté contada desde el punto de vista masculino ha despertado su interés. Las chicas quieren conocer qué es lo que queremos y sentimos nosotros. De hecho, llega a los chicos de manos de una lectora que se la aconseja.

En la novela se aborda el llamado síndrome de Peter Pan y termina proporcionando la receta más buscada: la del amor

– La receta perfecta para el amor es saber perdonar. Personalmente me cuesta mucho perdonarme a mí mismo y perdonar a los demás cuando me he sentido herido, pero sí que es verdad que con el paso del tiempo he aprendido a hacerlo, y eso es algo que quería dejar claro.

Tras esta primera novela, ¿tienes ya algo nuevo entre manos? 

– Sí, ya estoy con la segunda novela. En esta ocasión he querido dejar claro que no era autobiográfica,  en la anterior me lo han preguntado mucho,  y la he empezado a escribir desde el punto de vista de un personaje, de manera que escribo como lo haría ese personaje. Para saber cómo te distancias como autor a la hora de redactar desde la voz de un personaje me estoy releyendo “Alta fidelidad” por cuarta o la quinta vez.

Cuéntanos, ¿qué otras lecturas te acompañan?

– Acabo de leer “Piltrafilla”, de Jeffrey Brown,  que es un cómic muy entret. Ahora me quiero poner con algo de David Trueba porque me han comentado que “Cuatro Amigos»  se parece mucho a mi novela y creo que empezaré con Saber Perder.

¿Eres de papel o de eReader?

– Soy muy de papel porque soy  muy burgués en esas cosas, en el sentido de poseerlas y tocarlas.  Soy muy fetichista y me gustan mucho tanto los libros de papel, como las figuritas, los DVD’s…, esa sensación de tocarlos y pasearlos. Pero también soy de eBook. Tenía uno y lo perdí en el gimnasio y me dio mucha rabia porque tenía muchas cosas dentro… Es muy práctico y  me venía muy bien para los guiones, con el ebook era fantástico.

Pues ya sabéis, si buscáis una novela que enganche, de esas en las que digas ‘sólo un capítulo más’ y que te deja un buen sabor de boca,  “Todas las chicas besan con los ojos cerrados” de Enric Pardo es lo que estás buscando, sólo tienes que decidir el formato en el que la quieres leer:  papel o eBook.

Y si quieres conocer a Enric Pardo, no dejes de pasarte por nuestro encuentro online en Facebook el próximo 28 de noviembre, de 18-19h. ¿Qué la hora no te viene bien? No pasa nada, puedes dejar ya tus preguntas para Pardo y podrás consultar la respuesta luego. Sólo tienes que aceptar los permisos de la aplicación y preguntar lo que quieras.

Deja un comentario