Recuerdas cuántas veces has oído a tu padre contar las mismas batallitas de cuando era joven y de aquellos duros años de la mili que endurecían el carácter pero hacían amigos para toda la vida…

#BatallistasDePapa

Tantos años escuchando estas historias han de tener una recompensa… Por eso, y para celebrar el Día del Padre, en casadellibro.com queremos premiar la batallita de papá más original regalando uno de nuestros eReader TAGUS.

¿Quieres participar? Comienza a escribir las mejores anécdotas de tu padre en nuestro blog (en los comentarios de este post) de Casa del Libro o a través de Twitter con el hashtag #BatallitasDePapa.

En ambos casos, tendrás que se muy escueto y creativo. En twitter tendrás 140 caracteres y en el blog podrás escribir un máximo de 3 líneas!

Podrás escribir tantas batallitas como quieras siempre y cuando las separes por tweets o comentarios individuales… “El sargento de turno siempre nos ordenaba leernos las normas del cuartel #batallitasdepapa”.

No esperes más y participa… Recuerda que los años mozos de tu padre tienen premio.

107 thoughts on “Cuéntanos tus #BatallitasDePapa y llévate un Tagus”

  1. La que más me gustaba de todas, era aquella en la que siendo él cabo de gurdia, estaban todos durmiendo, menos el de la puerta. Cuando en medio de la noche oyeron un disparo. Llegaba el Coronel en coche y como no atendio a los «gestos» del unico soldado que estaba de guardia, éste a la tercera vez que el vehiculo no atendió a sus instrucciones disparo apuntando delante del coche. Los arrestaron a todos. Pero parece ser que el oficial de guardia comentó que menos mal que el centinela no apuntó al conductor o a dentro del coche.

  2. Siempre cuenta cómo le escribió una carta a mi tía con la broma «Te mando un duro menos 20 reales para que te regales y lo que sobre me lo mandes… «… Cuando volvió de la mili mi tía todavía le dijo que dónde estaba el duro…

  3. Cuando era marino y estaba en EEUU, unos compis y él, sin saber ni papa de inglés, cogieron un taxi con tan mala suerte que el conductor iba bebido. Iban a toda mecha y mi padre al pasar por delante de un gran cartel , sacó la mano por la ventanilla y, tal y como pasa en las películas amerianas, un policía salió de detras del cartel y conseguión parar el taxi y su alocada carrera

  4. yo me acuerdo cuando ibamos por la calle haciendole muecas a los demas niños (mi padre se las hacia y yo me reia) y cuando sus padres se daban la vuelta se ponia todo serio.Era mas payaso que todos sus hijos juntos !que bien lo pasabamos!

  5. Recuerdo siempre una trola que me contaba, decia que en un viaje a Moscu queria comprarse un gorro de piel, y le señalo a un taxista un gorro de alguien que iba con el, se metieron en el taxi y cuando les paro, estaban en el zoo, todoo mentira pero siempre guardo buen recuerdo

  6. Papá siempre decía que al despertar el dinosaurio seguía allí, pero yo solo veía a mi madre ovillada a la almohada con el libro de la noche anterior reposando en la mesilla. Pasaron los años y descubrí pequeños dinosaurios debajo de nuevas sábanas

  7. Recuerdo un día que estábamos en un funeral y justo cuando llega la viuda, dice mi padre todo sorprendido «¿pero si esta señora fue novia mía cuando era joven?»… Anonadada me quedé… nuestra sabes donde vas a encontrarte a tus ex de juventud!

  8. Mi padre: cuando me casé con tu madre no teníamos ni para coca cola. Estaba todo estudiado y a los tres años llegaste tú y nos descuadraste las cuentas. Amor paterno XD

  9. Después de una juerga en la cantina, al mío lo llevaron a dormir a la cuadra con los caballos en una carretilla de albañil porque no recordaba cómo se camina y se caía.

  10. Siempre que estabamos aburridos en vacaciones y le preguntabamos:»¿Tú que hacias de pequeño?», nos contestaba:»Iba a cazar gamusinos, ¿por qué no vais al jardín a buscarlos?»…reacción: toda la tarde buscando gamusinos….

  11. Cuando voy de visita al pueblo, donde viven mis padres, me encanta enseñarles a mis niñas los lugares de mi infancia, incluido el sitio donde dí mi primer beso a una chica.

  12. Hablando de la mili…»Y el día en el que me dejé las gafas en casa de tu madre y no tenía tampoco lentillas en el cuartel. Durante la guardia no podía hablar con nadie (ni ver), menos mal que tu madre me encontró no se como y me las dio».

  13. Una vez, hija mía, mis amigos apostaron a que yo no sería capaz de saltar desde un tejado y caer de pie. Gané la apuesta. Me rompí los dos tobillos, pero gané la apuesta.

  14. Obra de teatro. Papel de borracho. Salía y encendía un puro me iba tambaleándome. Era la primera vez que fumaba y me pillé tal mareo que los compañeros de escena tuvieron que ayudarme a salir. El público quedó encantado con mi actuación.

  15. Mi abuelo me contó que mi padre de pequeño se dedicaba a coger pichones de paloma, les echaba colonia, los «peinaba» y los ponía a secar cerca de la estufa. Por supuesto, ningún pobre polluelo aguantaba tanto amor y cuidados y morían. Con lo bien que los cuidaba él! Jajaja!

  16. Obra de teatro. El papel de borracho. Entraba, encendía un puro y salía tambaleándome. Era la primera vez que fumaba. Los compañeros de escena tuvieron que ayudarme a salir. El público quedó encantado con mi actuación.

  17. Papá,papá,¿me has traído un regalito?si cariño,un siseñor con patitas coloradas!!.Agg!!cómo me enfadaba esa frase y es que su padre también se la decía a él al volver de viaje y toda la vida oyendo lo mismo!!Sigo sin entenderla!!

  18. Papá comenzó su profesión con una pequeña maleta, recorriendo los pueblos de España, caminando de un lugar a otro, interpretando hasta 5 veces al día la misma obra de teatro.Esto le ayudó a crecer,y ser el mejor ¡Jóvenes,aprender!

  19. Papá hizo la mili en África y me aseguró haber conocido también a El Principito en el desierto. Leíamos aquella bella historia que papá ampliaba con detalles que él «vivió». Inolvidable. Algún día, iré con él al desierto a buscar a ese niño…

  20. Tenían el tv. encima de una taquilla y lo miraban desde sus literas. Estaba con volumen elevado y le dijeron: Baja la tele! y la cogió y la puso en el suelo. Que la bajes de volumen! y le quitó el sonido…

  21. Fue extra de varias películas famosas,como 55 días en Pekín,o La caída del imperio romano.De ésta conserva fotografías caracterizado de gladiador,de romano a caballo…Fue una experiencia maravillosa para él.

  22. A mi padre le encanta contar su época de ayudante de vendedor de helados. Con 10 años iba gritando por las calles: «al rico mantencao helao» Y todo iba bien hasta que un día tropezó y tiro el carro. No le dejaron volver a ayudar ni un día mas!

  23. Su batallita preferida es en la que cuando tenía 12 años se emborrachó con una botella de Anís y se pasó una semana en la cama por la resaca. Lección y mal ejemplo, un dos en uno. jajaja

  24. «Hija, tú no puedes vivir en un piso de estudiantes que yo sé lo que pasa: en la primera semana se gasta uno todo en copas y el resto del mes a pasar hambre». Ayssss… #BatallitasDePapa, ¡¡¡que no todos somos iguales!!!

  25. No es de mi padre, es de mi abuelo, cuando yo era pequeñito me encantaba oirla, pero de mayor, me daba repelus. Mi abuelo y sus amigos cuando iban al cine compraban legumbres cocidas, las chafaban e instalados en el anfiteatro, uno de ellos hacia como si vomitase y poco a poco las iban tirando hacia platea. Cada vez que mi abuelo lo contaba se desternillaba.

  26. «YO CON TU EDAD ME COMÍA EL MUNDO: YA ESTABA CASADO, TENIA A TUS HERMANOS Y A TI, VIVÍA INDEPENDIZADO Y ERA UN HOMBRE DE PROVECHO; ¿Y TÚ QUÉ HACES?

  27. Yo no olvidaré nunca cuando a mis tres hermanos, a mis primos y a mi, nos llevaba a la playa y decía»no me llameis papá,hoy soy vuestro tío»,claro,mis primos lo tenian fácil, pero alguno de nosotros siempre acababa metiendo la pata…….

  28. cuando el coronel entró en el barracón donde estaba mi padre dijo, «aquí solo veo una panda de niñitas». La próxima vez que entró estaban todos vestidos de mujer, jajaja. Mi padre me dijo que comieron pan y agua durante dos semanas, pero se echaron unas risas

  29. mi padre siempre cuenta cuando en la nevada del 2010 tuvo que ir a recogerma a pie desde los encants, donde vivimos, hasta la Salle Bonanova que es mi cole. No habia metro, ni autobuses, ni tren… nada todo a pie… y luego bajar, Fué divertido.

  30. Son muchas las #BatallitasDePapa desde haciendo imaginarias en la mili…pero las mejores era de niños, que nos decía para que nos comiéramos todo que él se comía hasta peladuras de papas y el petti suit cuando ni había, jaja

  31. mis batallitas de papa son muchas, pero solo decir que antes de tener hijos yo decia «los llevare rectos como velas», y ahora que tengo dos hijas «ellas me lleva mas recto a mi…… y hacen lo que quieren conmigo.

  32. la batalla mas hermosa que me a contado mi padre, es cuando «lidiando» con la muerte en un accidente laboral, rememora que el primero y el ultimo recuerdo que tubo fue el mio de su hija de entonces 4 añitos. Dice que eso fue lo que le dio vida para seguir luchando. Lo que le hizo alejarse de la luz y volver a casa con su lucero. Te quiero papa.

  33. Mi padre siempre cuenta que a los 10 años iba de campamento a Leon,pero a el no le gustaba,se bajó del tren y pasó 2 dias de aventura hasta que se cansó y llamó a mis abuelos para decirles que fueran a buscarlo,que no estaba en el campamento.

  34. Durante su bachiller, yendo a hacer un examen importantísimo un lunes (de Ourense a Pontevedra) el coche que lo transportaba vertió dos garrofones de aguardiente de otro viajero y llegó al examen apestando a orujo… pero aprobó!

  35. No me lo ha dicho, pero sé que la batalla más importante de mi padre la libró durante todo el proceso de adopción, luchando contra la burocracia administrativa y recorriendo más de diez mil kilómetros para llegar a mi.

  36. Mi padre era de Cártama(Málaga) y un dia de borrachera con su mejor amigo que era guardia civil se liaron a hostias entre ellos y ni corto no perezoso el amigo guardia lo dejo esa noche en el calabozo. Vamos que debió de ser buena la pelea

  37. Extremadamente despistado al volante, cuando íbamos a la playa, por ejemplo, solía ir siguiendo al coche de otro familiar o amigo que viniera con nosotros. Un día, en un momento dado, confundió el «coche-guía» con otro igual y llegamos al lugar equivocado…

  38. Mi padre, como hijo de la II guerra mundial, acostumbrado a carencias y muchas responsabilidades siendo hijo mayor de 9, y el sólo de 14, nos relataba su vida, pero de manera tal que «vivíamos» su realidad, sin embargo su lenguaje era tan delicado y positivo que nos sentíamos en la aventura, comparado con la famosa pelicula «la vida es bella». Así aprendimos con disciplina y mucho cariño sus enseñanzas, que hoy por hoy cuando ya no está con nosotros, sigue estando vigente y ha trascendido, a pesar de ser un ciudadano común trabajdor-relojero-joyero de profesión atendía varias iglesias para mantener a punto sus horas y campanadas, y su obras perduran en nuestras manos y corazón. Hasta siempre Harry

  39. Fader,como hijo de la II guerra mundial,acostumbrado a carencias y muchas responsabilidades,nos relataba su vida, positivamente y sentíamos en su aventura, su legado y el arte de sus obras perduran en nuestras manos y corazón.

  40. Cuando mi padre empezaba a salir con mi madre un día tuvo que esconderse en una cabina de teléfonos para que mi abuelo, el padre de mi madre, no les descubriera juntos! Que miedo le tenía entonces!

  41. Mi padre cuenta con orgullo cuando, con 15 años, falsificó la firma de mi abuelo y pidió un traslado porque su profesor de matemáticas le suspendió porque le tenía manía. Pero ni se te ocurra decirle: «Papa, es que el profe me tiene manía»

  42. mi padre siempre nos cuenta, ya tiene 80 años, los tiempos en que estaban amenzados por los makis, ya que el vivia en el campo, y estos estaban por los montes, y venian y les tenian que dar alimentos, bajo pena de muerte.

  43. En la mili me hice cabo cuartel nada más llegar, me alisté a la banda de música y fui el trompeta principal y desfila en los pueblos cercanos, etc… ¿y tú has hecho tantas cosas en tan poco tiempo? me dice siempre.

  44. Mi papaïto, nunca fue muy hablador…

    Cada vez que de pequeña nos reuníamos con sus amigos los fines de semana, todas mis amigas pedían ¡otra! Mirinda, y yo, me acercaba a él con cara de penita y… no, yo no podía pedir otra porque era demasiado gasto para él. Así que, nunca mejor dicho, una mirada, bastaba para entendernos… Una mirada, todo hay que decirlo, preciosa. Hoy, ya no tanto, porque sus ojitos perdieron aquél azul-grisáceo que me transmitía, tantísimas y buenas “enseñanzas” que nunca olvidaré…
    (No participa en el sorteo. Muy largo. Máximo 3 líneas)

  45. Un día llegó a casa diciendo que estaba cabreado con el del bar porque se había reido de él,que habia dicho que le pusiese un wi-fi gratis que anunciaba en la puerta y que empezaron a reirse de él todos y que se fue cabreado….

  46. mi padre me trasladó el gran sentimiento de compañerismo. Siempre ha hablado bien de su período en la mili y de los compañeros ‘con el paso cambiado’y la disciplina que había que aplicar para corregirles. Un gran equipo.

  47. Un día aparece con una palangana con agua y dos jeringuillas sin agujas y me lleva con él al balcón de casa y allí,tirados en el suelo,nos dedicamos a mojar a todo el que pasaba.¡Qué tremendo era mi padre y qué feliz hizo mi infancia!

  48. Mi padre de pie conmigo en brazos (tenía yo 4 años) y mi madre de pie a nuestro lado. En el momento de hacer la foto me giré y le di un beso a mi padre en la mejilla y él hizo ampliar la foto de lo que le gustó el beso.

  49. El la mili mi padre era de caballería, que traducido quería decir los que conducían los carros de bombate. La máxima era que los de caballería no caminaban, así que con el carro de combate a cuestas a todas partes!

  50. Me acuerdo en la mili que me pasaba el día castigado, teniendo que llevar a lavar la ropa al río que estaba a 1 km; aquellos sí que eran tiempos duros no como ahora que os quejáis por cualquier cosa…

  51. «Me acuerdo cuando antes en las bolsas de las pipas si te salía una bolita te regalaban otra paquete entonces mi hermana, tu tía, y yo hacíamos las bolitas con mecromina. Al final el dependiente de la tienda ya desconfiaba de nuestra «suerte»

  52. Estaba un día aburrido y entonces al pasar un bus le tiré un ladrillo y le rompí un cristal. Con tan mala suerte que el conductor conocía a mi madre y entonces mi madre me metió una colleja que aún tengo la marca y me castigó durante un año.

  53. Ya me gustaria que me pudiera contar otra vez haciendo la mili de pontonero en el Ebro:lo cogieron para un desfile lo hizo lo peor que pudo y se libró aposta,pero ya no está con nosotros,aún así me acuerdo siempre y cada día de él.Te quiero papá

  54. Por batallitas le pregunté yo una vez, siendo pequeña «papá, ¿y quien ganó la guerra de Vietnam?» «Las guerras no se ganan, pierde todo el mundo» Nos reimos de él por aquella contestación, pero ahora ya de adulta estoy totalmente de acuerdo.

  55. Entre todas las que cuenta, recuerdo una especialmente; había un superior que le tenía manía a mi padre porque pensaba que su familia tenía «contactos y recursos» y que por eso había sido destinado a la gran finca de otro superior, cuando realmente lo seleccionaron porque era buen tirador. Un día tenían que realizar varias pruebas y una de ellas era la pista americana (dirigía el superior que le tenía tirria a mi padre) y le hizo repetirla 5 veces seguidas porque «supuestamente» no iba lo suficientemente agachado…mi padre acabó con los codos y las rodillas en carne viva.
    (No entra en el sorteo. Muy larga. Máximo 3 líneas)

  56. MI padre vio, en una tarde de tormenta, como una centella, de un rayo caído cerca, corría y rebotaba por la calle mientras, según él, seguía a una chica, siempre dice que la centella «perseguía» a la chica que corría asustada hasta su casa.

  57. Mi padre y un amigo suyo, cuidaron y alimentaron a un polluelo de águila, y cuando este creció les hacia caso, incluso le pusieron un nombre, lo llamaban y venia, iban siempre a verlo, hasta que un día desapareció,…él cree que se lo robaron D:

  58. Mi padre lo que más nos cuenta es que empezó a trabajar con 8 años, que se iba con su padre temprano a trabajar al campo y después recorría solo 8 kms en burro para ir al colegio. Yo: «Papá, los tiempos han cambiado, es que ya no hay burros…»

  59. El primer coche que tuvo mi padre recuerda que en el asiento de pasajero el suelo era una chapa mal puesta y que tenia un agujero y cuando pasaba por un charco se inundaba el coche.

  60. Base de Viator un calor de justicia, todos hacían la instrucción bajo el tórrido sol cordobés. Memos yo que como sastre arreglaba los trajes del teniente. ¡Nunca sabrás de que te puedes librar manejando una aguja enhebrada!

  61. Solía contar que una vez regresando del trabajo, lo avisarón para ponerse de extra de una película que estaba rodando del tenor Plácido Domingo y le dieron 200 pesetas. Nunca vimos las 200 pelas. Nunca vimos esa película. Y murió diciendo que aquello fue cierto, pese a reírnos mas de una vez con aquella trola.

  62. Mi padre siempre fue hombre de luchar por lo que quería. A los dieciocho años viajó desde su ciudad natal hacia donde vivimos actualmente, 218 km en bicicleta, con todas sus pertenencias dentro de un pequeño bolso, sólo y sin tener a nadie a quien recurrir. Durante el día trabajaba y por la noche dormía en la playa. Cinco años después tenía una casa, una joven esposa y el sueño de formar una familia comenzaba a hacerse realidad.
    (Muy larga. No entra en el sorteo. Máximo 3 líneas)

  63. MI ANÉCDOTA, AUNQUE ME LA CONTARON PORQUE CUANDO SUCEDIÓ YO ERA PEQUEÑO, YO FUI UNO DE LOS PROTAGONISTAS. YO TENÍA AÑO Y MEDIO Y NO PARABA QUIETO NI UN SEGUNDO Y UNA DE LAS COSAS QUE ME GUSTABA HACER ERA CERRAR LAS PUERTAS. UN DÍA QUE MI PADRE ESTABA COLGANDO LA ROPA EN LA TERRAZA YO LE CERRÉ LA PUERTA Y CLARO DE TAN PEQUEÑO QUE ERA NO LLEGABA AL PESTILLO Y NO PODÍA ABRIR LA PUERTA ASÍ QUE MI PADRE VIO QUE LA PUERTA DE LA VECINA ESTABA ABIERTA, SALTO A SU TERRAZA Y ENTRO A SU CASA PARA PODER VOLVER A ENTRAR A LA NUESTRA POR LA PUERTA DE LA CALLE, MI VECINA LE OYÓ, PERO NO SE IMAGINABA QUE ESTABA EN SU CASA ASÍ QUE CUANDO SE DIO CUENTA QUE HABÍA ALGUIEN MÁS EN SU CASA SE PUSO A GRITAR COMO UNA LOCA HASTA QUE DESCUBRIÓ QUE ERA MI PADRE Y LE CONTÓ LO QUE PASABA
    (Muy larga. No entra en el sorteo. Máximo 3 líneas)

  64. Mi padre empezó a trabajar a las doce años para ayudar en casa. Hacia pasteles, un peligro si eres un goloso como él. Los pasteles que no salian bien no se podian vender, con lo que muchos pasteles salian mal para poder zamparselos.

  65. Mi batallita es que se hizo socorrista de la cruz roja, no por su ánimo de ayudar al prójimo, sino porque supo que iba cubrir los partidos de su equipo de fútbol, así que estvo cubriendo varias temporadas,en el estadio de su equipo y mientras le pagaban y veía el partido en primera fila.

  66. Papá siempre cuenta su historia de amor con mamá como que, desde el principio, ella lo buscaba e intentaba conquistarla. Pero hace unos días, en una reunión familiar, me enteré que sólo salía a bailar para verla… aunque ella siempre bailara con todos y nunca con él.

  67. Mi padre se compró su primer coche con aire acondicionado y llevó a toda su familia a la playa. Se equivocó y puso la calefacción. 7 en un coche y las ventanillas subidas para que no se escapase el fresco. Eso sí fue sudar la gota gorda en el coche-sauna.

  68. Siempre que se rompía un juguete, nos decía que se lo iba a llevar a Rafael, «el de la fabrica» para que lo arreglase, Pasitos, el tiovivo de las barriguitas… Sniffff seguimos esperando…

  69. Mi padre vivía la Segunda Guerra Mundial en Yugoslavia y durante varios años ayudó a los judíos escapar de la persecución de Gestapo en sus las mismas narices , pero finalmente se fijaron en él, y él mismo tuvo que escapar al bosque con los Partizani.

  70. Mi padre durante la II Guerra Mundial en Yugoslavia ayudó a los judíos escapar de la persecución de Gestapo en sus mismas narices , pero finalmente se fijaron en él, y él mismo tuvo que escapar al bosque con los Partizani.

  71. Mi padre siempre cuenta que el año de su mili además acabó el 1º curso de la universidad y al ser hijo de viuda trabajó horas necesarias en el banco para que ella recibiera su paga y encima se sacó el carnet de conducir. ¡Un año bien aprovechado!

  72. mi padre siempre cuenta con orgullo como mi marido, le pidio formalmente salir conmigo. En los tiempos que corren, sus amigos jubilados no han recibido tan formal peticion, y el lo cuenta constantemente

  73. Mi padre anotó un número como si le hubiese tocado el gordo de loteria, y paso la nota a mi madre y a mi abuela cuando llego del bar, cuando se supo la verdad por poco se divorcia.

  74. Lo que más rabia me hacía, saliamos a pasear y mi hermana o yo le deciamos, papa tenemos sed (en catalan sed y siete se pronuncian igual SED/SET) y el siempre contestaba lo mismo YO TENGO OCHO (jo tinc vuit)

  75. Pensé que hoy pasaría como un día cualquiera. Pero es el primer año que no está, que no puedo llamarlo para felicitarle el día, y me he dado cuenta de que, en absoluto, es un día normal.

  76. Mi padre cuando era pequeñajo tenía que cuidar las ovejas por la noche en el bosque y como era muy pícaro se escondía en los matorrales para asustar a la zorra si se le ocurría aparecer. Lo mejor su risilla picarona cuando me lo cuenta

  77. Se encontró a la «raposa» (=la zorra) muerta en un cepo que había puesto mi abuelo, ya tiesa y con las fauces abiertas. La sujetó con un alambre y la puso en el camino… y la vecina al salir de casa ¡¡SOCORROOO QUE ME COME LA RAPOSA!!

  78. El día anterior a los Santos Inocentes, mi padre llamó a un pastor de su pueblo y le dijo que le llamaba de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y quería que avisara al resto de pastores del pueblo para que al día siguiente llevaran todos a sus ovejas a la plaza del ayuntamiento a las 12:00 para vacunarlas. Y allí estaban pastores y ovejas al día siguiente.

  79. En 3 líneas: El día anterior a los Santos Inocentes, mi padre llamó a un pastor de su pueblo y le dijo que le llamaba de la Consejería de Sanidad para que él y el resto de pastores llevaran al día siguiente a sus ovejas a la plaza del ayuntamiento para vacunarlas. Y así fue.

  80. Cuando llega el verano, mi padre solía contarme cuando iban de vacaciones a Alicante en un seat 850,con mi madre y mis dos hermanos,y se llevaban a la lora que tenían en su jaula,atada en la vaca del coche y tapaban la jaula con una manta

  81. Pues en Malaga, la noche de San Juan, se hace una hogera a las doce de la noche con un mucñeco (el «juanillo»)en cada barrio, pues el caso es que hemos crecido todos y cuando me encuentro a mis amistades de pequeña se acuerdan de mi padre porque mientras estabamos confeccionando «el juanillo» se puso disfrazó y se puso encima de la hogera y cuando todos estabamos alrededor de ella dio un salto, bajó y tal el susto que salieron gritando. Desde entonces lo recordamos ese año. Mi padre vivie y tiene 82 años y gracias a Dios todavía anda dando saltos.
    (No participa en el sorteo. Demasiado largo. Máximo 3 líneas)

  82. MI padre recordaba que cuando nacio mi hermana, mi madre le encargo llevar al hospital pañales y ropa para la niña. Mi hermana no pudo usar nada. Yo, con dos años, me cague en el tranvia y la ropa y pañales fueron para mi.

  83. Mi abuelo hizo la mili y lo pusieron de meteorólogo. Una noche en la que caía agua a manta le tocó sustituir a un compañero, este se durmió e hizo pasar a mi abuelo la noche a la intemperie mojándose, ahora son mejores amigos. 1944-S.de la Rivera

  84. Nunca me cansaré de escuchar su anécdota del internado, tragicomedia pura. Siempre cuenta que cuando de huerfanito estaba al cargo de las monjas, se comía la pasta de dientes, y jugaba con una piedra que hacia las veces de balón. Y nos quejamos ahora…

  85. ¡Más corto! ¡Qué todavía llego a tiempo! : D

    «Mi padre, siempre que nos quejábamos de que alguna comida no nos gustaba, de pronto, ¡oh! ¡no! Durante la 2ª Guerra Mundial, nosotros nos alimentábamos de Nabos y Ratas, bla, bla, bla. ¿Queréis probarlas? Etc., etc.» ; )

    ¡Cenicientaaaaaaaaa!

    P.S.: Han sido tres, ¿eh?

  86. ¡Hey! ¡Hey! Que justo ahora están dando ¡las doce! Y no lo he mirado en mi ordenador sino que vivo cerca de un Campanario -súper puntual- y están ¡sonando! : D

    En fin… que sea lo que CasaDelLibro quiera pero cierro los ojos y ¡cruzo los dedos! porque con lo bonita que era la historia de mi Papá, ¡snif!; la de las ratas, no se queda corta… : P

    ¡¡¡Gracias!!!

  87. ¿Os cuento la de la Lambretta «de un asiento» donde cabían ¡¡¡6 personas!!!? ¿La vez que me papi fue «engullido» por un Tornado? ¿La batallita de cuando se desmayó, justo, en el momento de jurar bandera? : P

    Ay, no, ya no… éstas me la guardo para el día de la ¡Madre! : D

    Venga, mucha Suerte a Todos y a Todas y que gane ¡la mejor historia! ; )

  88. Una vez mi abuela le castigó sin cenar.Metió la cabeza entre unos barrotes de la vecina que dejó los chorizos cerca de la ventana y después no pudo sacar la cabeza de la ventana, sus orejas se habian quedado atascadas. Se llevó una zurra de la vecina y otra de mi abuela.

  89. Las batallitas de mi padre son de como no les dejaba dormir cuando era pequeña y de como tenia que ponerse a estudiar conmigo, siempre rodeados de libros.

  90. Tras años contado sus hazañas de macho en la mili me lo encontré llorando viendo Cateto a babor de Alfredo Landa por los recuerdos que le traía#batallitadepapa

Responder a Nuria Cancelar respuesta