¿Qué tiene que tener un juego para triunfar en todo el mundo, incluido en nuestro país, y vender millones de copias?

Pues ser divertido, original y adictivo. Son las características de Dobble, un pequeño clásico que nunca falla a la hora de divertir a todo tipo de público, combinando capacidad de observación con reflejos.

Dobble consta de 55 cartas circulares, que muestran 8 símbolos cada una (de entre  más de 50 símbolos). Entre carta y carta solamente un hay un icono que coincida, y de dos a ocho jugadores tendréis que intentar descubrirlo.

En cada turno, el grupo cogerá dos cartas al azar y las pondrá boca arriba sobre la mesa a la vista de todos los jugadores. Buscad el símbolo idéntico en las dos cartas (misma forma y mismo color, sólo el tamaño puede variar). El primer jugador que encuentre este símbolo, lo nombrará en voz alta y robará dos nuevas cartas que pondrá sobre la mesa. Repetid esta operación hasta que todos los jugadores hayan entendido que siempre hay solamente un símbolo idéntico entre dos cartas ¡Y ya está! sencillo, ¿verdad? Eso sí: ¡si te equivocas

Pero esto es solo el principio, porque Dobble contiene un montón de  mini-juegos, cada cual más divertido e hilarante, usando el mismo set de cartas pero planteando pequeños retos a los jugadores. Al jugar todos los participantes simultáneamente, se crea un ambiente festivo y muy divertido, donde no dejan de sucederse los piques, las bromas y las risas.

El éxito del juego ha propiciado que, a lo largo de los años, aparezcan diferentes versiones, personalizadas para diferentes públicos. Existen versiones para los más pequeños de la casa, otras con imágenes diferentes e incluso puedes comprar un Dobble Star Wars, Harry Potter o Cars con iconos basados en estas franquicias tan populares.

Pero también hay versiones que nacieron con una vocación netamente práctica, como es el caso de Dobble Waterproof.  Y es que pronto se comprobó que era un juego especialmente indicado para jugar en la playa o la piscina con la familia o amigos. Era por tanto, natural, que apareciera una versión impermeable para evitar que el juego se deteriore.

Dobble Waterproof disponía de un nuevo diseño con cartas resistentes al agua, lo que eliminaba una preocupación para los poseedores del juego. Además, incluía una nueva y cómoda bolsa de transporte, para no tener que llevar la caja en tu bolso playero. El resultado: una versión especialmente indicada para ser disfrutada en veranito. Ya es el momento de cambiar las típica baraja española de siempre por un juego más frenético y divertido.

Dobble, en cualquiera de sus encarnaciones, es un pequeño clásico de los juegos de mesa y un acierto seguro en tu próxima reunión familiar, quedada con amigos, excursión o vacaciones. Se acabaron las tardes aburridas: elige tu variedad favorita y a disfrutar.

Asmodee, distribuidora de juegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.