“Uf…Y van… No, espera, espera un momento. Estoy empezando a leer. Esta parece distinta…”.

Como escritor de la novela desearía, y además me encantaría, que fuera esa precisamente la reacción de todo aquel que se enfrentara con ella. Me imagino al lector, escéptico, cogiendo su libro electrónico con cierto recelo, sospechando que ha tirado el dinero que le ha costado el libro. Con todo lo que se ha escrito sobre el tema, ¿qué puede aportar esto de nuevo? Lugares como Auschwitz, Treblinka, Berlín, o incluso “El nido del águila”, forman parte de la memoria histórica de todos nosotros, de la iconografía nazi que el que más y el que menos tiene en la cabeza.

Eso es cierto, y es lo que pensé al enfrentarme a un tema que siempre me ha interesado. Todo el mundo conoce esos lugares, mucha gente ha visto películas como “Odessa”, “Cabaret”, “La noche de los generales”, “La cruz de Hierro”, pero ¿quién ha oído hablar de Grafeneck, de Hadamar, o de Hartheim? ¿Alguien sabe algo del programa nazi Aktion T4? ¿Puede alguien concebir las razones por las que se produjo el Holocausto? ¿Estaba todo el pueblo alemán inmerso en aquella extraña locura?

El hombre de Grafeneck” trata de responder, desde su gestación a raíz de un viaje a Berlín en el que la historia me salpicó a la cara, a algunas de esas preguntas. Y sin embargo, no se trata de una novela histórica, o no solo de una novela histórica. Tampoco es un thriller, o mejor dicho, no sólo un thriller. Alternando capítulo a capítulo una trama desarrollada en pleno apogeo de la Alemania nazi, con la investigación de dos asesinatos en la época actual, la novela nos proporciona algunas claves relacionadas con aquel negro episodio de la Humanidad, al tiempo que entretiene y provoca en el lector la necesidad de seguir leyendo, tal y como me han manifestado todos los que lo han hecho.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8Tejr5cz_w0&feature=g-upl[/youtube]

La novela desvela algunas cuestiones poco conocidas sobre la época nazi. En primer lugar, que el proceso de eliminación por gas comenzó en lugares como Grafeneck, como forma de acabar con ciudadanos alemanes con algún defecto. Fue promovido por los médicos, y destinado a todos aquellos que, según rezaba el ideario nazi, tenían una “vida indigna de ser vivida”. Para ponernos en situación, se desarrolla el proceso de transformación de un miembro de las SS, Lorenz Hackenholt, un mecánico con conocimientos de albañilería al que se le encarga la construcción de las primeras cámaras de gas. De aborrecer todo aquello, el hombre se convierte en un asesino sin escrúpulos.

Otro punto que destaca la novela por encima de otras sobre el mismo tema, es que nos muestra la vida cotidiana de los encargados de ejecutar el horror. En el prólogo del libro “Los doctores nazis”, su autor, Robert Jay Lifton, nos cuenta que al hablarle a un superviviente de Auschwitz de los estudios y entrevistas que Lifton había realizado a varios criminales del Tercer Reich que mostraban en ellas su lado humano, este respondió: resulta diabólico que no fueran diabólicos. Es cierto. Se trataba de seres humanos que vivían, pensaban, actuaban y se entretenían como todos los seres humanos que les rodeaban, y mostrar ese lado humano, algo que no se ha prodigado mucho en el panorama literario, probablemente les haga mucho más terribles.

Por último, quise dejar constancia de que no todos los alemanes, ni mucho menos, estuvieron de acuerdo con aquel horror, infligido en principio, no lo olvidemos, en sus propias carnes. En el programa Aktion T4 de eutanasia compasiva fueron ejecutados incluso héroes de la Primera Guerra Mundial.

Si todo lo anterior lo mezclamos con la aventura de investigación que, sin tener ni idea de investigar, emprenden en la época actual Bernardo Soto, un escritor en horas bajas, y Sandra Limonero, la novia de uno de los asesinados, llegaremos a la conclusión de que, realmente, merece la pena disfrutar de “El hombre de Grafeneck”.

Firmado: @felixjaime2

Más información sobre «El Hombre de Grafeneck«: Ebook sin DRM disponible por 2,99€. Género: novela negra.

5 thoughts on ““El hombre de Grafeneck” ¿Otra novela de nazis?”

  1. Hola!
    «El Hombre de Grafeneck», no solo muestra una parte de la historia que la mayoría no conoce, sino que a traves de la trama podemos ver como hombres comunes, se convierten en monstruos.Por otra parte, y al margen del holocausto esta tambien una historia de dos personajes que desgranan poco a poco ese misterio y horror. Definitivamente es una novela que merece la pena leer. Por ello, este libro no es uno más del montón, es una joya dentro de él.

    Saludos!

  2. Un libro magno, con una documentación precisa que se aleja de los sentimentalismos fáciles para enganchar al lector con dos historias que te mantienen pendiente hasta descubrir el punto en que confluyen.
    El autor se mueve con destreza en este libro a caballo entre la novela histórica y la novela negra que ha resultado todo un descubrimiento.

  3. Tengo que confesar que todavía no la he terminado del todo, me quedan todavía unas páginas que abordaré en cuanto tenga un momento de tranquilidad. Sin embargo, con la lectura inconclusa, ya puedo asegurar que es una novela muy interesante. Me está gustando mucho cómo dibuja a los personajes y la tremenda labor de documentación sobre las atrocidades que se cometieron en Europa durante la primera mitad del siglo XX. Es una novela dura en algunos momentos pero divertida y tierna en otros (sobre todo en algunas intervenciones de Bernardo, el escritor protagonista de la tramaa que transcurre en el presente).

    Lo mejor, que de momento no me imagino el final.

  4. Un libro que da una visión distinta del holocausto por plantearla desde el punto de vista de los verdugos. El libro se divide en dos partes: por un lado se narra la historia con una objetividad talladora, sin concesión alguna, y por el otro, desarrolla una investigación entre una joven y un escritor maduro (no explico más…). Lo válido del libro, a mi juicio, es unir el pasado y el presente como juicio moral a lo que ocurrió y sugerir que el enemigo para nada fue aniquilado. Hay pasajes de la parte histórica que son difíciles de olvidar y lo interesante de la acción actual es que los oxigena. La recomiendo si el lector tiene ganas de conocer otros aspectos de la barbarie. Un libro sólido y bien escrito. Felicidades al autor.

  5. El hombre de Grafeneck es una novela bien estructurada. Los lectores acostumbrados a buenas novelas lo captarán de inmediato, y el lector común se sentirá enganchado desde la primera hoja. Es el secreto de las buenas obras, la fluidez, el ritmo, los personajes y el diálogo. Y creo que Félix Jaime lo consigue haciendo que la lectura de su libro sea fácil, aunque trate de un tema complejo.
    Estamos acostumbrados a leer temas del nazismo desde otro punto de vista y, El hombre de Grafeneck nos hace ver las dos caras de la moneda. Sin estridencias ni calificativos omniscientes, creo que por eso está teniendo tanto éxito entre los lectores saturados de un tema que se ha utilizado generalizando la maldad.
    ¡Felicitaciones al autor!

Deja un comentario