Eric Frattini

Eric Frattini predecía en la página 225 de Los cuervos del Vaticano la renuncia del Papa, libro en el que de manera ágil y novelada el reportero realiza un análisis pormenorizado de las intrigas impulsadas por el poder, la ambición y la corrupción en el Vaticano a través de 47 de los documentos que formaban parte del conocido escándalo Vatileaks, que saltaba a las portadas a principios de 2012.

“En Los cuervos del Vaticano ya digo que Benedicto XVI pensaba en dimitir y analizo si será el cardenal Scola el Papa número 266. De hecho, recojo que ya lo comentaba Peter Seawald, uno de sus biógrafos personales, en 2010. Y a mediados de 2012 el obispo emérito de Ivrea, Luigi Bettazi, hablaba de una eventual renuncia del papa por el tema del Vatileaks”, dice Eric Frattini.

Argumenta también que los motivos de renuncia del Papa son dos: En primer lugar, señala el reportero, “el caso Vatileaks le había dejado agotado psicológicamente, ojo, no físicamente, porque Benedcito XVI goza de ‘buena salud’ y tiene los achaques  que una persona de 86 puede tener”. Y en segundo lugar apunta como motivo que “ya no controla la maquinaria Vaticana. De hecho, el vaticanista Marco Politi le acusa hoy en un artículo de no haber sabido gobernar el Vaticano”.

Además, continua explicando Frattini, el estado más pequeño del mundo está dirigido en la actualidad por dos personas: Angelo Sodano, antiguo secretario personal de Ratzinger y de Juan Pablo II, que cuenta con el apoyo de todos los que proceden de la escuela diplomática del Vaticano, de ahí el nombre de Diplomáticos que reciben ese sector; y por Tarcisio Bertone, actual secretario de Estado y cuyos seguidores reciben el nombre de Bertonianos.

Preguntado sobre si alguno de los componentes de esta pugna por el poder del Vaticano tiene posibilidades de alzarse como el Papa número 266, Frattini lo tiene claro, “Sodano no puede ser elegido porque tiene más de 80 años y Bertone es odiado todos, porque los cardenales consideran que sus intereses personales han prevalecido estos años por encima de sus deberes como secretario de Estado”.

Ya en Los cuervos del Vaticano se indica que el próximo Papa puede ser el arzobispo de Milán, Angelo Scola, y como nos comenta ahora su autor “para que se elija Papa debe existir un consenso dentro de la curia Vaticana, y se da la circunstancia de que el tercer sector en importancia,  los ambrosianos, procedentes todos ellos de la curia de Milán, ya dijeron que sólo apoyarían a alguien procedente de su propia curia… Bien, pues en 2012 Angelo Scola es nombrado arzobispo de Milán, de manera que pasa a pertenecer a ese sector. No sólo eso, sino que públicamente Benedicto XVI ha dado su apoyo a Scola para que le suceda.

Preguntado sobre si descartamos entre los papables al llamado “papa negro”, el cardenal Turkson, Frattini dice que no tiene oportunidad pues “es demasiado liberal y la Iglesia católica no está preparada para ese Papa”.

“Ahora mismo se ha dado el pistoletazo de salida para la campaña electoral porque, aunque a algunos no les guste oírlo, esto es política”, dice. Y señala que aunque el Papa se iba a retirar con su hermano, también religioso a un monasterio en la alta Baviera, motivos de seguridad han hecho que finalmente se quede entre los muros vaticanos en el convento en el que viven las religiosas que prestan sus servicios dentro del Vaticano. “Puede resultarle algo incómodo al próximo Papa, pero Ratzinger es una persona muy pragmática y no interferirá de manera alguna. Se dedicará a seguir con sus estudios e investigaciones, porque es posiblemente uno de los grandes intelectuales que hay en Europa, pero no por eso es un buen Jefe de Estado”, declara Frattini.

Los cuervos del Vaticano, está disponible en papel y en ebook.

Más información:

Eric Frattini: “No todo buen monje es buen Papa”

Encuentro digital con Eric Frattini

Deja un comentario