Desde Ulises hasta José Arcadio Buendía.

Muchos de nuestros lectores entran en nuestras librerías preguntando por libros clásicos, pero ¿qué conocemos como “libros clásicos”?

Un libro clásico es aquel que, a pesar de la inmensidad de novedades literarias que salen cada semana alrededor del mundo, siempre ofrece una invitación indiscutiblemente agradable para aquel que se sumerge entre sus páginas.

Italo Calvino en su libro Por qué leer los clásicos expone que estas obras «…son libros que cuanto más cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados, inéditos resultan al leerlos de verdad».

Por suerte, dichas obras abarcan tantos géneros y argumentos como tipos de lectores, lo que hace que hasta el lector menos experimentado pueda encontrar la obra perfecta para dejar volar su imaginación.

Clásicos mitos

Para los que se quieran dirigir a los mitos más clásicos, pueden ir acompañados de Homero hacia la guerra de Troya con La Ilíada (762 a.C.) e incluso a descubrir el famoso canto de las sirenas en La Odisea (s.VIII a.C.). Obras con una magnificencia hecha aventura.

En busca del terror clásico

Si nuestros lectores buscan hechos terroríficos que les hagan estremecer, como libreros será nuestro deber acercarlos a obras como Frankenstein (1818), cuya autora, Mary Shelley, fue considerada la iniciadora de las novelas de ciencia ficción desafiando todas las trabas de la época siendo mujer y publicando sus obras en el anonimato. Y, por otro lado, Drácula (1897) en la cual Bram Stoker asienta las características del vampiro que conocemos hoy en día.

Narrativa fantástica

Acercándonos a los clásicos inundados de fantasía, debemos presentar al escritor J. R. R. Tolkien, quien con su maestría nos creó un mundo en la llamada ‘Tierra Media’ de la mano de El Hobbit (1937) y la trilogía de El Señor de los Anillos (1954), para todo aquel que desee emprender un viaje lleno de aventuras y seres quiméricos.

ESTUCHE TOLKIEN (EL HOBBIT + EL SEÑOR DE LOS ANILLOS)

J.R.R. TOLKIEN

Novela negra y policíaca

Si hablamos de clásicos, no podemos no mencionar los libros de detectives. ¿Quiénes no conocen los misterios resueltos por Sherlock Holmes y su querido Watson? Tras varias adaptaciones a la pequeña y gran pantalla, cada vez son más los lectores que sienten un gran interés por acompañar a este gran personaje en sus innumerables hazañas. Por ello, las obras del escritor Arthur Conan Doyle están hechas para los que inician la lectura (con adaptaciones infantiles) y para aquellos fans más adentrados en ella.

Emoción, lágrimas y pañuelos

Existe otro clásico destinado a aquellos lectores amantes de los domingos de sofá y manta: Orgullo y prejuicio (1813). Jane Austen crea una de las historias de amor más recordadas de todos los tiempos. El romance entre Darcy y Elizabeth Bennet es capaz de hacer suspirar a cualquiera. Y por si dicho relato se te hace corto, tenemos un estuche de edición especial con todas las obras de la escritora.

Además, para aquellos lectores extranjeros o versados en inglés que quieran leer la obra en su lengua original, existe una edición con un contenido especial: las cartas de los personajes escritas a mano.

Y siguiendo la misma etapa histórica, pero más acercados a final de siglo, debemos recomendar otro de los libros más icónicos de la época de menos de Víctor Hugo, Los Miserables (1862). La tragedia y el drama de esta obra es lo que hace que se llegue a empatizar tanto con Jean Valjean, su protagonista, quien desarrolla su vida en un contexto histórico insólito en la Francia de la época, la cual está marcada por un fuerte nacionalismo romántico.

Otra obra considerada clásica que todo lector deberá leer al menos una vez en la vida es Mujercitas (1868). Esta historia de cuatro hermanas se desarrolla en un marco profundamente costumbrista utilizado a modo de sutil autobiografía de su autora Louisa May Alcott. Representación feminista a través de la fuerza de sus personajes, sobre todo de Jo, quien es fuente de inspiración para muchas mujeres que lidiaban con la supremacía machista del momento.

Y, para terminar, del galardonado con un Premio Nobel de Literatura en el año 1982, Gabriel García Márquez con su gran obra Cien años de soledad. Este libro está considerado una de las grandes obras maestras del siglo XX siendo la mayor representación del Realismo Mágico en Hispanoamérica. Narra la vida de José Arcadio Buendía en Macondo, ciudad imaginaria inspirada en las mejores versiones e imágenes de América Latina, junto a su familia Buendía-Iguarán en la que experimentarán toda clase de tragedias, milagros y fantasías. ¡No te lo pierdas!

¡Y esto no es todo! Por suerte, existen muchísimos más clásicos de redescubrir a lo largo de nuestra vida. Y si dudas sobre cómo enfrentarte a ellos, aquí tienes algunas recomendaciones para empezar a leer clásicos. ¿no será hoy el día perfecto para que empieces uno de ellos?

Vidina Gutiérrez Tejera

Casa del Libro Las Palmas.

100 Veranos Leyendo Juntos.

Anterior

5 libros ligeros (y no tanto) para las vacaciones

Siguiente

¡Rebajas en Papelería y Regalo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar