Cocinada a fuego lento: Así surge El viejo cocinero de Fernando G. Mancha

Me apetecía verdaderamente hacer una novela positiva, que se centrase en el lado más amable del ser humano. Porque existen personas buenas, muy buenas, personas con una sensibilidad especial y yo quería ponerme en la piel de una de ellas. Begoña, profesora de literatura y compañera de trabajo, siempre me animaba a escribir desde las Seguir leyendo