[vimeo]http://vimeo.com/59809630[/vimeo]

El pasado viernes 15 de Febrero, Lorenzo Silva presentaba en la librería de Casa del Libro Gran Vía su nuevo ebook publicado por Ediciones Tagus, «El Hombre que destruía las ilusiones de los niños«, descubriendo las razones para publicar este libro de relatos que recoge más de veinte años de trayectoria en este momento.

Según explica el propio autor los 21 relatos han sido revisados pero no los ha modificado para ser fiel a la filosofía de Ediciones Tagus de publicar a autores noveles ya que «hay relatos de los años 88, 90, 91… cuando no sólo era autor novel sino que era inédito» comentaba entre risas. «Además, tampoco creo que el tiempo nos haga más sabios ya que nos quita intuiciones y audacia. He sido muy respetuoso con los relatos de aquel autor novel porque representan el estilo de aquel autor: más denso, con más afán de decirlo todo, un poco más hermético y ambiguo, pero me pareció que lo debía dejar así.

La publicación del libro con Ediciones Tagus, argumenta, se basa en diferentes motivos. «Uno de ellos es que no tiene DRM. Tenerlo me parece un atraso desde mi punto de vista. Además, me gusta la filosofía que tienen. En los tiempos en los que corren donde los editores solo buscan la rentabilidad está bien que alguien confíe en ti. Yo me acuerdo muy bien de cómo era mi situación hace 20 años: cuando no era conocido, cuando saben que no vas a vender, cuando sólo está “presuntamente tu talento”. En ese momento, sé lo que necesario que es que alguien te valore».

El momento de publicar el libro tampoco es casual ya que «tiene que ver con el estado de ánimo. Es una época amarga y melancólica para mucha gente pero que también tiene su reverso positivo en la conciencia colectiva. Creo que ahora somos más conscientes de una serie de cosas y eso al final, es un factor esperanzador. Esto es lo que ocurre también con los personajes de estas historias».

Durante la presentación conocimos el por qué de estos 21 relatos tan heterogéneos en extensión, tono y temática. Y es que el motivo es sencillo: «Al publicar un libro de relatos debe haber un nexo en común. En este caso todos los relatos tienen un punto apocalíptico. En todas las historias los personajes descubren algo de la realidad o respecto de ellos mismos que no es como ellos creían. Por eso descubrirlo es una experiencia oscura y trágica, pero en cambio tiene un reverso que es positivo: quien lo descubre se convierte en alguien consciente y eso le permite no cometer ciertos errores».

Además, destacaba el actual Premio Planeta que «tiene que obligarse a escribir cuentos» porque lo que surge en su cabeza son novelas. » El relato es un género sumamente exigente porque debe condensar todo: el cuidado del lenguaje o de un personaje es igual que en una novela aunque éste sólo vive 6 o 7 páginas».

El relato que le da nombre al libro, no sólo sería el más especial («aunque es difícil escoger un relato en concreto») pero, comenta Lorenzo Silva, le gusta porque se basa en un personaje real: «descubrí a un funcionario que, entre otras tareas, tenía que destruir las cartas que los niños mandaban a los Reyes Magos. Era un hombre que destruía las ilusiones de los niños. Me pareció una metáfora tan contundente que tenía que escribir sobre esto».

Échale un vistazo a «El Hombre que destruía las ilusiones de los niños«.

Podéis seguir toda la información de Ediciones Tagus en Twitter @edtagus y en Facebook.

Deja un comentario