noname

Queridos lectores:

Escribí esta novela por diversos motivos, aunque ya no sabría determinar cuál es el más importante. Puedo decir, sin embargo, cuál es el más antiguo: el hallazgo de tres violines en el desván de un viejo caserón situado en el norte de Alemania. Los lugareños contaban a quien quisiera escucharlos que uno de ellos tenía muchísimo valor. Yo misma, cuando era pequeña, tuve la oportunidad de verlos y conocer parte de su historia. Lo que más me llamó la atención de aquella experiencia fue que los campesinos sabían bastantes cosas sobre los violines, pero no una: cuál de ellos era el más valioso. Ese vacío alimentó Los tres violines de Ruven Preuk casi treinta años después. Este libro explica a grandes rasgos la aniquilación de la música en el siglo XX y, con más detalle, la vida de Ruven Preuk, un músico de gran talento cuyo destino lo conduce a elegir entre su amor por la música y su amor por las personas; un dilema que quizá nunca se pueda resolver.

En su poema didáctico sobre las labores agrícolas, Virgilio glosa la figura de Orfeo, el inventor de la música, que era capaz de amansar las fieras. Los tres violines de Ruven Preuk es un texto órfico sobre papel mojado; en él, los campesinos y apicultores, como el resto del mundo, olvidan la función apaciguadora de la música y la convierten en lúgubre acompañamiento de la catástrofe que asoló el último siglo.

Documentarme sobre los hechos y escribir sobre ellos siendo fiel a la historia pero aportando toques de ficción fue una necesidad, ya que la clave para entender el presente no es otra que conocer el pasado.

Si a través de este libro consigo que alguien oiga, aunque sea parcialmente, los sonidos que se esconden entre los hombres, los paisajes y las calles habré conseguido acercarme al impulso que me movió a escribirlo.

Svenja Leiber.

«Los tres violines de Ruven Preuk»

Deja un comentario