CUBIERTA_SOLO_ERES_MI_PRIMO_OK

Antes de comenzar a escribir, mi mayor placer era la lectura. Pero no cualquier lectura, tenía que ser un libro con emoción, drama y quizás un poco de peligro. Sin embargo llegó un momento en el que ninguna historia llegaba a ser lo que esperaba. Así que se me ocurrió una idea… ¿por qué no escribir yo una historia?

Al escribir “Solo eres mi primo” hubo risas y momentos emotivos. Di lo mejor de mí misma para que fuera una historia satisfactoria y divertida.

Mi edad lo complicaba todo de una manera importante, ya que no tenía demasiada experiencia. Pero aun así, creo que me superé a mí misma en esta obra.

El relato te hace ver que el amor es ciego en muchos sentidos y también un poco obstinado. Pero que a pesar de todo, es algo hermoso y que vale la pena vivir.

También destaca las relaciones con los amigos, el lado rebelde de los adolescentes  y también con las nuevas experiencias.

Una de las cosas que más me gustó al escribir la novela, es la relación que la protagonista mantiene con su hermano mayor. Es algo que yo no tuve en la vida real, pero que describí tal como a mí me habría gustado. Te hace ver que el apoyo de la familia es fundamental en la vida y que a pesar de todo ellos seguirán ahí para nosotros.

Y por último y también más importante: la historia de amor prohibida. Hay un dicho que me repetí mucho al escribir la historia: “Lo prohibido se vuelve tentador”. No sé si ocurrirá en todos los casos, pero de todos modos me parece una frase interesante. Que sin duda juagará un papel importante en “Solo eres mi primo”.

Deja un comentario